Cargando...

Cargando...

Cargando...

Por favor, selecciona un género para comprar

Por favor, selecciona un gender para comprar.

Bienvenid@ a Farfetch, accede o regístrate
 

En Exclusiva

Farfetch x The Shoe Surgeon

Farfetch x The Shoe Surgeon

 

1 leyenda de los sneakers, 4 estilos exclusivos: coleccionistas, hagan clic aquí

 

Texto: Ryan Thompson, traducido por Ariana Guevara Gómez.
Fotografía: Nic Serpell-Rand
Video: Jesus Diaz

 

Comprar ahora

 

 

“Cuando estaba pequeño, intentaba fabricar cosas con mis propias manos, así que por eso creo que siempre me ha encantado el arte de construir y deconstruir”, dice el innovador, establecido en Los Ángeles. “Fui el típico niño que nunca veía las instrucciones del Lego. Me gustaba experimentar todo el tiempo”. En el bachillerato, Dominic se dio cuenta de que su pasión por crear cosas se podía aplicar al elemento más importante y popular de la juventud californiana: los tenis. “Un día mi prima me prestó sus Jordan originales de 1985, pero no sabía realmente qué eran ni el significado cultural que tenían. Así que los usé para ir a clases y todo el mundo se volvió loco por ellos. Yo era muy tímido y tranquilo, y cuando vi la reacción que generaron esos sneakers, empezaron las ideas a surgir”

 

 

 

Dominic recuerda cuando la cultura de los tenis prorrumpió: “Pensaba algo así como: ‘Ok, todos mis amigos tienen los mismos zapatos ahora’. Por eso, cuando estaba a punto de terminar el bachillerato, pinté con spray unos Nike Air Force 1 de color blanco: les hice un motivo militar y así los llevé a la escuela. A la gente le encantó. Supe de inmediato que el sentimiento que obtenía después de crear algo por mí mismo era mejor que lo que cualquier fabricante de zapatos podía ofrecerme”.

 

El perfil de LinkedIn de Dominic dice que su profesión es “zapatero” y, de hecho, ese título refleja a la perfección los orígenes de su carrera. “En Estados Unidos no había una verdadera industria de elaboración de zapatos como la que existía en el Reino Unido. Así que mi primer trabajo fue como reparador de calzado: le ponía suelas de botas a los Vans y arreglaba botas Red Wing. No era lo que quería hacer, pero aprendí muchísimo sobre la deconstrucción de los zapatos. Y eso me dio una idea más clara sobre cómo reconstruirlos”.

 

 

 

 

 

Muy pronto Dominic fue capaz de perfeccionar su técnica, y no mucho tiempo después ya estaba personalizando tenis para Justin Bieber y Will.i.am. “Hemos hecho zapatos para la gente más refinada de Los Ángeles”, dice. “Eso es lo maravilloso de LA: no solo cuentas con un montón de celebridades, sino también con gente que respeta los productos hechos a mano y que tiene el dinero suficiente para afrontar el gasto. De todos modos, cuando empecé no tenía una audiencia particular en mente. Solo quería hacer algo mejor a lo que ya existía en el mercado, y esa sigue siendo mi meta en este momento”.

 

 

De regreso a The Yard, los fanáticos de los tenis estaban concentrados y callados mientras le hacían una suerte de cirugía a sus tenis. “Es muy interesante y divertido ver cómo se hacen las cosas, especialmente algunos de los zapatos que tenemos aquí”, dice Dominic. Y agrega: “Pero mi parte favorita del proceso es la construcción, siempre que ocurra de forma natural, que sea algo muy fluido”. La industria de los tenis, ciertamente, está fluyendo: está valorada en más de 55 mil millones de dólares y sus productos son utilizados por prácticamente todo el mundo, desde los bebés que llevan Vans hasta los multimillonarios de 70 años de edad que usan Saint Laurent, pasando por Kanye West con sus Yeezy. Y además está Virgil Abloh, en Off-White, que recientemente colaboró con Nike en una serie de 10 zapatos clásicos. “Lo que está haciendo es realmente poderoso”, dice Dominic. “Él sabe cómo conectar y exponer su arte. Eso es lo que el mundo de los sneakers necesita ahora”.

 

 

Y, en este sentido, surge la pregunta: ¿qué necesita tu colección de tenis en este momento? Para los verdaderos amantes de los sneakers, no habrá oferta más exclusiva que los 4 pares únicos, creados por The Shoe Surgeon para Farfetch. Aparte de esas piezas, Farfetch cuenta con la colección más grande de tenis codiciados de lujo, provenientes de más de 560 boutiques de todo el mundo, incluyendo tiendas NikeLab de Nueva York y Chicago. Realmente no hay mejor lugar para comprar tus tenis favoritos.

 

 

 

Compartir: