Cargando...

Cargando...

Cargando...

Por favor, selecciona un género para comprar

Por favor, selecciona un gender para comprar.

El estampado que nunca muere, historia del Animal print al puro estilo Smart

¿Qué tendrá el animal print que no hay diseñador que no haya caído rendido a sus encantos en algún momento de su carrera? Y es que el estampado animal lleva siendo parte de la moda desde tiempos inmemoriales y es innegable que sentimos una especial fascinación por este tipo de prints, que se han colado en zapatos, bolsos, vestidos, abrigos y ¡hasta en el dormitorio! El estampado de leopardo suele ser el más popular, pero también vemos otras versiones ganadoras como el de cebra. Descubre la historia del print animal desde sus inicios y cómo ha evolucionado hasta nuestros días: de los primeros abrigos de pieles a los estudiados looks actuales, este estampado ha tenido una larga evolución y ha estado presente en los movimientos culturales más destacados del siglo XX, reinventándose década tras década. 

animal print, estampado leopardo, estampado animal, estampado cebra

De las cavernas a los palacios

 

El estampado animal es tan antiguo como la propia humanidad y ya los primeros hombres de las cavernas utilizaban las pieles de los animales que cazaban para vestirse y protegerse del frío, como ilustran las pinturas rupestres de la época. Más tarde, con la evolución del ser humano, pasaría a ser un símbolo de riqueza y estatus social, más que una necesidad de abrigo.

 

Así, los caciques de las tribus africanas las llevaban para demostrar su condición de jefes, mientras que en la Edad Media los reyes europeos lucían pieles con estampado leopardo y de otros felinos sobre sus ropas. Lo hacían para demostrar su poder y presumían de los trofeos de sus cacerías decorando sus castillos con cabezas de animales en las paredes y pieles en los suelos, a modo de alfombras.

 

La evolución de un estilo

 

Los inicios del s. XX supondrían toda una evolución para el estampado animal, que pasaría a formar parte de la moda femenina. La pionera en atreverse a utilizar las pieles como parte de su vestuario fue la actriz estadounidense Gloria Swanson, en los años 20, pero no sería hasta la revolución femenina de los años 40 cuando se consolida como prenda de abrigo para las mujeres de las clases más acomodadas, con la que mostraban su posición y poder adquisitivo. 

 

La década de los 50 supuso una vuelta de tuerca para el animal print, gracias a Betty Page. La actriz comenzó a utilizar prendas con este tipo de estampados, más allá de los abrigos de piel, y sus atrevidos estilismos llamaron la atención de diseñadores como Christian Dior Vintage, pionero en reinventarlo y darle un toque chic. Desde ese momento, toda mujer que quería presumir de elegancia y glamour recurría a los estampados felinos para sus looks y se popularizaron los sombreros, los trajes de baño, los pantalones y los vestidos de leopardo. 

 

Celebrities y rock

 

Para la llegada de los años 60, el estampado animal ya se había consolidado como un recurso de elegancia y buen gusto, y mucho tuvieron que ver con ello mujeres como Jackie Kennedy, Elisabeth Taylor, Sofía Loren, Grace Kelly, Marilyn Monroe y hasta la mismísima reina Isabel de Inglaterra, que lucían sin pudor sus abrigos de piel y lana de marca con estampado de leopardo como epítome de estilo y sofisticación.

 

Los 70, sin embargo, supondrían la democratización del animal print. Si hasta entonces era terreno exclusivo de las musas de la elegancia, la explosión musical y cultural que había comenzado en los años 60 con la aparición del rock, derivó en las subculturas mod, hippie y punk, que buscaban rebelarse de las convenciones sociales y desafiar lo establecido. Así, tomaron las pieles como elemento de chalecos, accesorios, chaquetas, calzado y pantalones para quitarle su estatus elitista.

 

Cómo llevar el estampado animal

 

En la actualidad, hay infinidad de propuestas en el mundo de la moda y la decoración que se nutren no solo del leopardo, sino también del estampado cebra y de vaca. Diseñadores como Jimmy Choo, Louis Vuitton, Givenchy o Fendi son solo algunos de los nombres que han creado maravillosas piezas inspiradas en el mundo animal, como zapatos y botines de leopardo, relojes o pulseras. Su uso ahora es mucho más calculado, recurriendo a él en piezas estratégicas, y celebrities como Kate Moss o la actriz Macarena Gómez son expertas en el uso smart del estampado más salvaje al igual que la reina Máxima de Holanda que sabe cómo combinar el estampado de leopardo para conseguir un look elegante.

 

Una clave a tener en cuenta es no mezclar el animal print con otros estampados. Puedes optar por colores lisos como el negro, el marrón o el camel, que van especialmente bien con el leopardo. Como es un estampado con mucha fuerza, lo mejor es optar por maquillajes y peinados naturales para tus looks, para no caer en el exceso. Utilizado en pequeñas dosis, como en bolsos de marca, fulares, cinturones de mujer de marca o sombreros, te dará un toque de estilo muy interesante y animará tus outfits más sobrios.

 

En definitiva, el estampado animal es un fiel aliado para alegrar tus looks y dar personalidad a tu estilo. Si lo adoptas en piezas clave, no te cansarás nunca de ellas. ¡Larga vida al print animal! 

 

animal print, estampado leopardo, estampado animal, estampado cebra