Cargando...

Cargando...

Cargando...

Por favor, selecciona un género para comprar

Por favor, selecciona un gender para comprar.

Bienvenid@ a Farfetch, accede o regístrate

Consejos Prácticos

martes, 31 de enero de 2017

Tipos de escotes y el collar perfecto para accesorizarlo

Hoy en día hay tantos tipos de escotes como podamos imaginar, y salvo contadas excepciones, como en el caso de llevar un estampado demasiado llamativo, con un exceso de volantes, cremalleras o aplicaciones de perlas o pedrería, un collar siempre va a ser el compañero perfecto de los escotes de vestidos, tops, camisetas, o camisas.

tipos de escote, collares de cuell, escotes de vestidos, collres pegados al cuello, escote en V, collares cortos, collar largo

Acompañado de pendientes o fulares, siempre que pensemos en esa zona los collares de cuello van a ser la primera idea que se nos venga a la cabeza para accesorizarlo, y hay que pensar que dependiendo de si el escote es halter, o es un escote corazón, va a pedirnos acompañarle de un complemento que le aporte, que no lo agobie y que consiga sumar al look.

 

Escote en V

 

Uno de los escotes más clásicos es el escote en v. Hay que tener en cuenta que dependiendo de su amplitud nos puede dar juego para un tipo u otro de collar. El chocker, como alguno de los que han presentado Dolce & Gabbana en sus últimos desfiles, puede ser uno de los más acertados para estos tipos de escotes, porque deja despejada toda la zona centrándose únicamente en adornar el cuello.

 

Otra opción es elegir un collar que acompañe la forma en V del escote como los de Dylanlex. Collares pegados al cuello, más bien cortos y con tanto adorno como queramos atrevernos a llevar.

 

Además de los collares, podemos elegir entre las bufandas de marca, foulares y pañuelos que tengamos en nuestro armario, un pañuelo corto anudado a un lado, una de las corrientes que está muy presente en los looks de streetstyle.

 

Escote palabra de honor

 

Es, definitivamente, el escote que más juego nos va a dar a la hora de elegir los accesorios, especialmente el collar. Si apostamos por ese complemento, podemos inclinarnos por una gargantilla XXL o alguno de los collares pegados al cuello más minimalistas que nos propone Melissa Joy Manning. Con mucho terreno por cubrir, podemos incluso arriesgarnos con pedrería o algún color llamativo. Los collares de cuello van a ser protagonistas en la medida que les dejemos serlo en nuestros outfits de día y de noche.

 

Sin embargo, si queremos optar por dejar el protagonismo a la piel, lo ideal sería elegir unos pendientes largos. Ya que este tipo de escote se relaciona, por lo general, con eventos que exigen de una cierta etiqueta, deben ser unos pendientes de lujo de marca elegantes, como los de la firma británica Shaun Leane.  

 

Escote a la caja

 

Un escote redondo, el básico, de cualquier camiseta de verano o un suéter de entretiempo. El típico que puedes lucir a diario y que abunda en tu armario como prenda recurrente. Para complementarlo tenemos varias opciones: la primera puede ser, quizás, la más clásica: elegir collares cortos, que no bajen demasiado de la línea del cuello, que tengan aplicaciones para adornar el escote, y que sean más bien rígidos.

 

Otra opción que puede ser muy interesante es la de elegir cuellos tipo peter pan, el típico cuello de camisas redondo tipo bebé que cumplen la función de los collares pegados al cuello. Con este tipo de complemento conseguimos que haga las veces de efecto camisero y cambie por completo la prenda y nuestro look. Con incrustaciones o tejidos que incluyen polka dots o minivolantes, podemos usarlos de tantas formas, y en tantas prendas como queramos.

 

Cuello perkins o cuello vuelto

 

Aquí viene un escote de los de sacar nota. ¿Qué hacer para accesorizar un escote que es, prácticamente, inexistente? Antes de inclinarnos por los pendientes (que sería la opción más fácil) hay que pensar que no es necesario descartar en absoluto los collares para estos tipos de escotes.

 

Un collar largo, eso sí, de cadena fina, o de cuero fino, que acabe en un colgante preferiblemente grande como los collares Lanvin, que consiga atraer la atención a esa zona, en plata o dorado, puede ser una opción más que aceptable para esos días en los que el minimalismo nos hace elegir un cuello negro básico.

 

No hay que despreciar nunca el poder que tienen los accesorios en general y los collares en particular para cambiar por completo un look, y si tenemos en cuenta los puntos que hemos expuesto a lo largo del artículo, y aprendemos a llevarlos a la práctica, no habrá escote que se nos resista.   

 

tipos de escote, collares de cuell, escotes de vestidos, collres pegados al cuello, escote en V, collares cortos, collar largo
País o región de entrega En este momento tu pedido se está enviando a España y será facturado en EUR € .
Ha ocurrido un error mientras buscábamos los países o regiones

Por favor, espera

Nuestra Política de Cookies

Por favor, espera

An error occurred while fetching the content
Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario y la calidad de nuestro Sitio Web. Si continuas navegando, asumimos que consientes la utilización de todas las cookies. Más información
Nuestra Política de Cookies

Por favor, espera

An error occurred while fetching the content
Usamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario y la calidad de nuestro Sitio Web. Si continuas navegando, asumimos que consientes la utilización de todas las cookies. Más información