Cargando...

Cargando...

Cargando...

Por favor, selecciona un género para comprar

Por favor, selecciona un gender para comprar.

Bienvenid@ a Farfetch, accede o regístrate
 

La vida en Rose

La actriz Rose Leslie habla de sus personajes y códigos de estilo primaverales

Deberíamos perdonar a Rose Leslie si le molestase que le griten por la calle las mismas 5 palabras continuamente ‒aun si esas palabras son las famosas “you know nothing, Jon Snow”, que provienen de su papel estelar durante 3 años en Juego de Tronos. Pero resulta que Rose es tan encantadora que incluso le gusta. “Es genial recibir muestras de reconocimiento”, dice. “Me siento muy orgullosa, primero, por tener una muletilla y, segundo, por formar parte de una serie adorada a nivel internacional”.

Texto de Hollie Moat. Traducción de Mariló Arias. Fotografía de Tom Craig. Estilismo de Poppy Kain

Comprar ahora

Parece que todo el mundo se ha vuelto loco con The Good Fight. ¿Crees que es el resultado de tratar temas actuales, como noticias falsas, o haber hecho el episodio piloto con Diane Lockhart viendo la investidura de Trump?

Rose Leslie: ‘“Sí, estoy muy orgullosa de que Robert y Michelle King (showrunners) se atreviesen a mostrar lo que creen que es necesario que la gente vea. En el piloto, sin decir nada se dijo todo. Podías proyectar tus sentimientos sobre el juramento de Donald Trump. La cara de Diane Lockhart es una preciosa página en blanco, tanto que se podría decir: ‘Oh, dios mío, esto es lo que está sintiendo Diane’, al mismo tiempo que tú lo sientes. Creo que ha sido muy inteligente”.

La serie gira en torno a una firma de abogados, y tu personaje, Maia, acaba de graduarse. ¿Has tenido que estudiar leyes antes de filmar?

“Me tomé licencias artísticas con Maia, ya que era relativamente nueva cuando entró en el mundo de la abogacía. Me di cuenta de que podía aprender de ella, ya que las dos éramos nuevas en el asunto, así que no importaba que estuviese un poco nerviosa al replicar a alguien en el banquillo de testigos. Y aprendí el nombre de algunas palabras, que no tenía ni idea, como litigio, arbitraje, declaración jurada... Tuve que aprender a usarlas en contexto, porque no saber de lo que estoy hablando puede ser muy caótico para mí”.

Vestido de Loewe en Tiziana Fausti, y mules de Dorateymur, en Bernard Boutique.

“Los papeles que más me atraen son las mujeres que salen de su zona de confort. Lidiando con sus nuevas situaciones, con agallas y capaces de luchar contra corriente”

 

 

Estuviste trabajando con Christine Baranski y Bernadette Peters, ejemplos de increíbles actrices. ¿Cumplieron con tus expectativas?

“Ambas tienen un espíritu de generosidad enorme y se comportan de una forma increíblemente elegante. Son supersimpáticas, agradables y profesionales, hasta el punto de conseguir rodar solo en un par de tomas. Y tú sientes la presión: ‘Tengo que hacerlo bien porque estoy dando la réplica a Bernadette Peters’. Ella fue una auténtica señora y he sentido lo mismo con Christine, quien desde el principio fue muy cariñosa conmigo. Me di cuenta de que era algo nuevo para las dos ‒era como piezas que encajan‒ e hizo que me sintiese genial en este set que ella conoce tan bien”.

Has interpretado a personajes muy duros. Maia es una luchadora, Ygritte fue una guerrera e incluso Gwen en Downton Abbey se negaba a establecerse en el status quo…

“Los papeles que más me atraen son las mujeres que salen de su zona de confort. Lidiando con sus nuevas situaciones, con agallas y capaces de luchar contra corriente. Puede definirse como fortaleza. Maia se encuentra en esta extraordinaria y atroz situación en la que no confía en su padre, con el que tenía una relación muy cercana, dándose cuenta de que ha estafado cientos de millones a gente inocente, arruinando sus vidas y comprometiendo su carrera, lo que ha sido durísimo. Yo la defino como una mujer que no se ha implicado en sus propios deseos y ha decidido mostrar a sus colegas que es tan buena como ellos, a pesar de tener la increíble ventaja de unos padres multimillonarios”.

“Creo que las prendas son más interesantes cuando se llevan de forma relajada. Aplico esa filosofía a mi vestimenta y a diferentes aspectos de mi vida. Disfruto rompiendo con las normas establecidas”

The Good Wife fue reconocida por su estilo. ¿The Good Fight sigue el ejemplo?

“Sería injusto para Dan Lawson no alabar su trabajo. Fue el diseñador de vestuario en The Good Wife y ahora también está con nosotros, así que los tonos y el sentimiento son los mismos. Creo que está muy por delante a la hora de mostrar el poder que la ropa puede ejercer, completando lo que los personajes sienten en la escena con el vestuario, mostrándole al espectador el resultado en cada episodio. No hay colores ni estampados muy atrevidos, porque en realidad Maia es adusta, tiene baja autoestima y su ropa lo refleja. Dan es un genio en su trabajo”.

Entre todos tus papeles, ¿cuál es el vestuario que más te ha gustado?

“¡No soy buena con los tacones! Así que me quedo con las botas planas de Ygritte en el campo de batalla. Me encanta llevar armadura y tener arco y flecha, solo me siento un poco sucia y mugrienta. En The Good Fight he llevado piezas preciosas, como un maravilloso dos piezas de Alexander McQueen y un abrigo de Helmut Lang. ¡El personaje de Maia tiene un armario increíble!, así que he disfrutado mucho llevando prendas que nunca tendría la oportunidad de usar en la vida real, porque como actriz no llevas un atuendo de oficina todos los días”.

 

¿Cuál es el personaje que más se acerca a tu estilo?

“Si me preguntasen cuando tenía 22 años, diría que Ygritte, aunque ella era más masculina. Pero ahora me parezco más a Maia, con su madurez. Ya soy una mujer de 30 años”.

Estabas increíble con el Christian Dior en los Olivier Awards. ¿Te gusta vestirte para la alfombra roja o es un fastidio?

“¡Es divertido, muy divertido! Sinceramente tienes que ser muy dura para mirar a alguien a los ojos y decir que no te gusta que te mimen durante 2 horas y te dejen preciosa. Me encanta prepararme para estos eventos porque es un trabajo en equipo”.

Y para finalizar, ¿cuál de los looks de hoy te gustaría llevarte a casa?

“El vestido a rayas de Loewe, con el cuello desatado, ceñido en la cintura y con lo hombros anchos. Creo que las prendas son más interesantes cuando se llevan de forma relajada. Aplico esa filosofía a mi vestimenta y a diferentes aspectos de mi vida. Disfruto rompiendo con las normas establecidas”.