Cargando...

Cargando...

Cargando...

Por favor, selecciona un género para comprar

Por favor, selecciona un gender para comprar.

Bienvenid@ a Farfetch, accede o regístrate
 

 

Texto de Jessica Aureli. Traducción de Mariló Arias

 

Comprar ahora

 

Beth y Tessa MacGraw quieren devolver la alegría a las pasarelas. Y, gracias a sus divertidos estampados y modelos sonrientes en sus desfiles, es probable que lo consigan.

Nos sentamos con el dúo de Sydney durante la pasada fashion week de París y hablamos sobre el International Woolmark Prize, trabajar con hermanas y por qué Ms Natalie Massenet cree que están haciendo sueños realidad.

 

 

 

 

Sobre tener su propia marca

Beth: “Las dos somos creativas y a medida que íbamos creciendo sabíamos que este era nuestro sueño. Las dos diseñábamos ropa para nuestras muñecas, después para nosotras y más tarde lo hicimos de forma profesional. Nuestra madre fue una gran influencia: nos enseñó a coser a mano y a apreciar la belleza de las prendas. Así que podríamos decir que llevamos entrenando durante años”.

Tessa: “El objetivo siempre ha sido crear macgraw. Siempre quisimos crear una marca. Me encanta la habilidad de la moda para crear historias. Probablemente esto sea por lo que hacemos desfiles. Nos encanta crear el mundo macgraw y darle vida”.

 

 

Sobre los comienzos

T: “Al principio fue duro encontrar los tejidos que queríamos. Creo que por ello, después de dos temporadas, decidimos crear nuestros propios estampados y tejidos. Descubrimos que necesitábamos comenzar a crear colecciones y buscar nuestra diferenciación en el mercado”.

B: “En los primeros años las 2 teníamos otros trabajos y, por eso, nuestra sede era el salón de casa. Nuestra primera fashion week se preparó en casa. Hicimos todas nuestras reuniones, castings y pruebas en el salón. Ahora que tenemos un estudio, ¡lo echo de menos! (aunque nuestros vecinos probablemente no)”.

 

 

Sobre su colección OI17

B: “Se inspira en la pink flannel flower. Quisimos crear una colección que mostrase la delicadeza de esta flor, lo que en realidad es una especie de cuento. Raramente se ve esta flor, ya que requiere condiciones específicas para germinar: se cree que las semillas necesitan el fuego y el humo de un incendio, seguido de lluvia abundante, para crecer, por lo que pueden permanecer latentes durante más de 100 años a la espera de estas condiciones. ¡La naturaleza puede ser increíblemente mágica!”.

 

 

Sobre trabajar con tu hermana

B: “Es genial, aunque a veces puede ser un poco complicado. Pasamos muchísimo tiempo juntas, bajo mucha presión. Pero lo que sé con seguridad que siempre podemos contar la una con la otra. Esta experiencia juntas no la cambiaría por nada”.

T: “Nos llevamos muy bien, lo que mucha gente no se cree. También discutimos, pero es fantástico poder ser honestas, lo que significa que no perdemos el tiempo. Vamos directas al grano, como me gusta”.

 

Sobre su participación en el International Woolmark Prize

T: “‘Woolmark fue un reto. Creo que lo más duro fue compaginarlo con nuestro negocio. La competición nos exigió como diseñadoras, y creo que somos mejores ahora. Los retos son siempre algo positivo”.

 

 

 

Sobre la creación de su encaje en lana australiana

B: “Dedicamos mucho tiempo y amor al desarrollo de este encaje con nuestro proveedor suizo. Hubo muchas pruebas y errores, ya que queríamos que fuese superfino, pero si nos pasábamos se rompía en el proceso. Al final lo conseguimos y lo presentamos en Woolmark durante la semana de alta costura de París, en marzo. Natalie Massenet, jurado del IWP y presidenta del British Fashion Council, dijo a Vogue.com: ‘Han desarrollado una nueva forma de producir lana. Gracias a macgraw, podemos lucir encajes en invierno y no tener frío. Para las mujeres, este es un sueño hecho realidad’”.

 

Comprar ahora